FANSIDED ES

5 remedios caseros para curar una cirugía de cesárea

Heliana Guirado
La cesárea es un método que muchas mujeres eligen para dar a luz a sus hijos, aunque mayoritariamente es indicado por los médicos
La cesárea es un método que muchas mujeres eligen para dar a luz a sus hijos, aunque mayoritariamente es indicado por los médicos / Ricardo Ceppi/GettyImages
facebooktwitterreddit

La cesárea es una alternativa al parto conocido como "vaginal" y corresponde a una cirugía de bajo riesgo, pero que implica un corte en la zona baja del abdomen y por ende requiere de una recuperación.

Si bien el obstetra es la persona encargada de ver los avances de la cicatriz que queda en la mujer, hay algunos tips y remedios caseros que pueden ayudar a la recuperación general.

1. Evitar la humedad

Si bien la cicatriz debe estar alejada de cualquier agente patógeno, es importante que no esté todo el tiempo tapada ya que esto aumenta la humedad y por ende la posibilidad de que diferentes bacterias se depositen allí. Si estás transitando el posoperatorio en tu hogar y te sientes cómoda, puedes estar con ropa holgada y fresca, dejando al descubierto la zona abdominal.

2. Descanso

Es importante que, si sientes la necesidad y tu bebé te lo permite, descanses con tu cuerpo recostado sobre una cama o sofá. Así lograrás darle a tu organismo la chance que necesita para recuperarse luego de la cirugía, además de por supuesto sentirte bien anímicamente.

3. Ejercicio físico

A medida que los días pasen luego de la cesárea, hacer ejercicios físicos de bajo impacto como las caminatas o abdominales, contribuyen a fortalecer la zona abdominal y por ende lograr que cada músculo vuelva a su lugar. Ten en cuenta que la cesárea implica que se modifique las estructuras de esa zona del cuerpo y por ende, lleva tiempo acomodarlas.

4. Faja

Si tuviste una cesárea es clave que utilices al menos durante un mes una faja abdominal que ayudará justamente a concentrar la piel y los músculos. Pero para que esto cumpla con el efecto esperado, debes tenerla siempre puesta y sacártela sólo para bañarte. Verás como haciéndolo, notarás una mejoría que luego se sostendrá en el tiempo.

5. Desinfección

Al menos una vez por día debes limpiar la cicatriz con un algodón embebido en alcohol o agua oxigenada. Da golpes suaves en la zona y deja que la piel absorba, sin necesidad de enjuagar. El mejor momento para hacerlo es después de bañarte.

facebooktwitterreddit