FANSIDED ES
Listas

5 remedios caseros para los forúnculos o abscesos

La cúrcuma tiene diversas propiedades curativas que ayudan a la salud
La cúrcuma tiene diversas propiedades curativas que ayudan a la salud / Agung Parameswara/GettyImages
facebooktwitterreddit

Los forúnculos son protuberancias llenas de pus que quedan debajo de la piel y duelen, tienen su origen en los folículos pilosos que están infectados e inflamados. Según el sitio Medlineplus, se trata de "una infección que afecta a grupos de folículos pilosos y al tejido cutáneo adyacente". Los forúnculos pueden darse en cualquier parte del cuerpo aunque son más comunes en la cara, el cuello, las axilas, las nalgas y los muslos. Puede ocurrir sólo una vez o bien ser un problema recurrente. Existen algunos métodos caseros para poder contrarrestar sus efectos negativos, aunque siempre es importante consultar a un médico para tratarlos.

1. Aceite de árbol de te

El aceite de árbol de té tiene propiedades antibacterianas y antisépticas que pueden ayudar a tratar una infección bacteriana. Cabe señalar que no se debe aplicar directamente sobre la piel porque puede causar una quemadura; puedes mezclar unas cinco gotas en una cucharadita de aceite de coco o de oliva y luego con un algodón aplicarlo sobre el forúnculo dos o tres veces al día (diariamente).

2. Cúrcuma en polvo

La cúrcuma posee propiedades antiinflamatorias que puede ayudar a secar el grano doloroso. También la cúrcuma puede ayudar a que se la capa más externa de la piel (tras secarse) lo que permitirá una secreción de la pus y un alivio posterior. Cómo aplicarla: haz un te de canela y luego aplica sobre el forúnculo con un algodón mojado (en el te)

3. Sales de Epsom

Las sales de Epsom tienen múltiples propiedades que benefician a la salud, entre ellas ayudan a combatir los forúnculos gracias a su capacidad para secar el pus; es decir a drenar la protuberancia. Cómo aplicarlo: disuelve algunas cucharadas de sales en agua caliente y luego moja una compresa y aplica sobre el forúnculo, puedes repetir el proceso hasta tres veces por día.

4. Aceite de Neem

Otro de los productos naturales que poseen propiedades antisépticas, antibacterianas y antimicrobianas que ayudan a tratar infecciones de la piel, incluidos los forúnculos. También se conoce como "lila india". Puedes aplicar el aceite directamente en el forúnculo de tres a cuatro veces al día. Es importante que te laves las manos antes y después de la aplicación.

5. Aceite de Ricino

El aceite de ricino posee una sustancia llamada ácido ricinoleico que tiene la capacidad antiinflamatoria. También sirve como antibacteriano natural que ayuda a la eliminación de los forúnculos. Puedes aplicar una pequeña cantidad sobre la herida (no es necesario enjuagar) y puedes repetirlo 2 o 3 veces al día.

facebooktwitterreddit